viernes, 7 de junio de 2013

SONETO II


SONETO II

En fin, a vuestras manos he venido,
do sé que he de morir tan apretado,
que aun aliviar con quejas mi cuidado,
como remedio, me es ya defendido;

mi vida no sé en qué se ha sostenido,
si no es en haber sido yo guardado
para que sólo en mí fuese probado
cuanto corta una espada en un rendido.

Mis lágrimas han sido derramadas
donde la sequedad y la aspereza
dieron mal fruto dellas y mi suerte:

¡basten las que por vos tengo lloradas;
no os venguéis más de mí con mi flaqueza;
allá os vengad, señora, con mi muerte!


EXPRESA: narra como a perdido tiempo, amando con mucha fuerza e ímpetu a un amor que no le corresponde con los mismos sentimientos, he inclusive quiere que acabe ya, pero parece sentir amor después de todo lo pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LAS ULTIMAS DEL FUTBOL PARA LOS APOSTADORES

CIUDADES DE CHICLAYO PARA INVERTIR

mini consultor juridico

1.- DELITO DE COACCION DEFINICION Y EJEMPLOS

Google+ Followers